Smart Cities

Smart Water Flow Monitor en ciudades inteligentes

Según Naciones Unidas, en 2030 la demanda de agua será un 40% superior a la disponibilidad.
La gestión de agua potable, depuradoras, embalses serán de gran importancia para preservar nuestra salud y el medio ambiente.
Una población en constante aumento significa más necesidad de agua. El cambio climático con meteorologias cada vez más extremas provocando sequías e inundaciones no ayuda.

Ahora más que nunca es importante que seamos conscientes de nuestro consumo de agua.

Con una lista de compromisos adquiridos en los protocolos de Paris & Kyoto para ahorrar energía, las instituciones, ayuntamientos y organismos se apoyan en IT para cumplirlos.

Defcon8 contribuye a estos retos ayudando a reducir el consumo per cápita de agua. La apertura de datos del sector público favorece la transparencia y la participación ciudadana. Info from DataHub Energético de la Junta de Castilla y León, datos abiertos aplicados al ahorro de electricidad en la administración pública. Zaragoza y L.A. bajaron su consumo per cápita un 24% en una década.

El Smart Monitor induce una reacción positiva en 3 de cada 4 usuarios, que hacen un uso racional del agua. Como consecuencia, aproximadamente un 12% de agua es ahorrada. La mitad es caliente por lo que hay ahorros energéticos y de CO2 asociados.

Ejemplo:

Para unas oficinas de 130 personas estimamos que 40 Tn CO2 pueden ser ahorrados al año.

Una típica familia de 2 personas podría ahorrar anualmente 10m3 de agua, 240 kwh en energía y 0.11 Tn CO2 .

El ROI está en el rango de 3-6 años dependiendo de precios de agua y energía en diferentes ciudades de EU.

Un consumo per cápita bajo prepara a la ciudad mejor para épocas de sequías. Es una planificación responsable a medio-largo plazo.